20101207215113-tributo.jpg

Por: Ana Hernández Hernández

Con la colocación de Ofrendas Florales a nombre del Buró Municipal del Partido, la Asamblea del Poder Popular en el territorio, y los familiares, inició en Morón el Acto conmemorativo por el vigésimo primer aniversario de la Operación Tributo y por el aniversario 114 de la caída en combate del Titán de Bronce, Antonio Maceo Grajales y su ayudante Panchito Gómez Toro.

La ceremonia se efectuó en el Panteón que guarda los restos de los internacionalistas, en la necrópolis de la localidad y estuvo presidida por Carlos Garrido Pérez, miembro del Buró Provincial del Partido en Ciego de Ávila y Primer Secretario en el territorio, por dirigentes de las organizaciones políticas y de masas e integrantes de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana.

Benito Martínez Auzina, Primer Secretario de la Unión de Jóvenes Comunistas en Morón, al intervenir en el patriótico acto ratificó la disposición de los jóvenes en aras de continuar la obra revolucionaria de quienes ofrendaron sus vidas por el ideal del internacionalismo proletario.

Durante el merecido homenaje a los caídos por la defensa, se escucharon 21 salvas a cargo del Batallón de Ceremonia, y se alzó la voz de la poesía en solidaridad con los cinco cubanos presos injustamente en cárceles de Estados Unidos y por la preservación de la paz y la unidad a nivel mundial.

Al realizar las conclusiones del Acto Conmemorativo por el vigésimo primer aniversario de la Operación Tributo, Carlos Garrido Pérez, Primer Secretario del Partido en el territorio moronense, resaltó el extraordinario valor de aquellos hombres, que en el cumplimiento de su deber como internacionalistas lucharon por la eliminación del Apharthey en la tierra africana, y a la vez realizó un llamado, para que con el diario cumplimiento del deber, cada día rindamos homenaje a nuestros valiosos hermanos, bajo el precepto de que ser internacionalista es saldar nuestra propia deuda con la humanidad.