20101224182553-sexto.jpeg

Por: Ana Hernández Hernández

Casi al unísono con las celebraciones por el nuevo aniversario del Triunfo de la Revolución Cubana ha llegado a los colectivos laborales, zonas de los Comités de Defensa, Bloques de la Federación de Mujeres Cubanas, Asociación de Combatientes, el análisis de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba.

Es una oportunidad sin  precedentes, es una oportunidad, donde en cada encuentro se propicia del debate franco y abierto para que cada cubano, desde su punto de vista plantee lo que es o no propicio al cambio. Entre los temas más debatidos se enumeran los relacionados con la situación económica, la vivienda, las posibilidades con las que podrán contar los trabajadores por cuenta propia para el desarrollo de su labor.

La participación de cubanas y cubanos, militantes o no, en el análisis y debate de los lineamientos del Partido Comunista de Cuba corrobora, una vez más, la vinculación estrecha de esa organización política con las masa, con el pueblo, lo que a su vez consolida el carácter democrático, que sin lugar a dudas tiene el Sexto Congreso del Partido, previsto para efectuarse en plenario en abril próximo.

El Partido Comunista de Cuba, que tiene como principio fundamental el sustentado por José Martí, en el lejano siglo XIX, cuando expresó “Con todos y para el  bien de todos”, está abocado a un nuevo congreso con la firme convicción de que es preciso, como en toda Revolución Cambiar lo que debe ser cambiado.

Por eso, como nunca antes, la máxima dirección del país ha convocado al debate, a la discusión y al análisis de lo que pudiera quedar como lineamientos en el desarrollo económico y social de la nación.

Los cambios serán profundos y fuertes, los tiempos por venir serán de duro trabajo, pero las elementales conquistas de la Revolución no serán violentadas. Entre esas principales conquistas se enumeran, la Salud y Educación para todos y de forma gratuita, estará asegurada la asistencia social, entre los que se incluirá a los Trabajadores por Cuenta Propia, y nunca habrá renuncia a continuar como unos de los países que más protege la tranquilidad ciudadana.

Con estas prerrogativas y otras, que pudieran enumerarse es que con toda justeza se puede decir, que los cubanos y cubanas tienen asegurada su presencia en el Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba, sean militantes o no lo sean. Nada,  cosas de la Democracia participativa en la mayor de Las Antillas.