20101231171036-triunfo.jpeg

Por: Ana Hernández Hernández

Es 1ro de Enero resurge una esplendida mañana, ahora 52 años después del triunfo glorioso, 52 años después que las gotas de rocío humedecían las barbas y los uniformes rebeldes de un grupo de guerrilleros que se abría paso junto a todo un pueblo buscar el tiempo futuro

 Aquel ejército de jóvenes barbudos al fin había arrebatado a la horrenda tiranía la victoria bien merecida por más de 2 siglos de histórico batallar.

Los primeros días después del triunfo se mezclaron entre actos, discursos, reuniones, lágrimas, abrazos, emociones y sonrisas, que tuvo en esta Revolución el colofón de un sueño hecho realidad.

La historia no llegaba a su fin, nuevas páginas se abrían, llegaron reformas, cambios, transformaciones apropiadas, desde ese preciso instante se ponía en práctica el Programa del Moncada.

Así paso a paso por más de medio siglo aquella Revolución de Céspedes y Martí, de Gómez y Maceo, Mella, Villena y José Antonio, Fidel, el Che, Camilo y Almeida se ha consolidado y hoy con todos y para el bien de todos, los cubanos siguen en combate en múltiples frentes de batalla.

Este 1ro de Enero, 52 años después, el tin-tin de las copas será para brindar por ese tiempo futuro- que como dije al inicio- necesariamente tiene que ser mejor.