20110108162117-posada.jpeg

Por: Ana Hernández Hernández

Dentro de unas horas se efectuará el juicio contra el terrorista internacional, Luís Posada Carriles, solo acusado de mentiroso. La vista iniciará este lunes en Texas, en medio de maniobras de la defensa y la fiscalía para evitar que sea extraditado a Venezuela, de donde es prófugo de la justicia.

Posada Carriles cuenta con amplio palmaré de evidencias como criminal y terrorista confeso, sobre sus espaldas cuenta un amplio expediente de sangre, sin embargo la fiscalía, al parecer muy bien remunerada, no lo acusa de asesino y mucho menos de terrorista.

Según el abogado José Pertierra, quien representa a Venezuela en la solicitud de extradición del criminal, asegura que hay muchos intereses en Washington para que Posada no sea enjuiciado por algo tan serio, ni deportado. “El caso se ha manejado muy por encima del Departamento de Justicia, creo que es un caso que se ha manejado en los pasillos del poder en la Casa Blanca y de la Agencia Central de Inteligencia", precisó el letrado.

Para nadie es oculto que Posada es un hombre de la CIA, reconocido por él mismo, por documentos desclasificados y por su propio abogado. Lo que al parecer le faltó decir a ese abogado es la cantidad de personas torturadas en Venezuela, que es el hombre que entró en los escuadrones de la muerte en Guatemala y en El Salvador, durante varios años es el hombre de la Central de Inteligencia en Centroamérica, ahí está el fuerte motivo del por qué tratan de protegerlo.

Ante estos y otros cabildeos de la defensa y la fiscalía vale la pena preguntar: ¿Si el juicio que se realizará, este lunes en Texas al confeso terrorista Posada Carriles tendrá las garantías legales?, o será, como en no pocas ocasiones del sistema judicial de ese país, Un Show más, para querer aparentar, que el humilde anciano enfermo, es solo un mentiroso y no un terrorista?. Nada cuestiones del HONOR, que andan pies para arriba en el sistema judicial del poderoso del Norte.