20110203164308-virgen.jpeg

Tomado de Sin Rodeo

Muchos moronenses acompañaron este dos de febrero a la Santísima Virgen de la Candelaria, Patrona de Morón, en la ya tradicional procesión a lo largo de  un extenso recorrido por céntricas calles de la ciudad.
El acto  bien me atrevo a catalogar de puro arraigo cultural, al que se suma, junto a los creyentes, una buena parte de la población, conocedora de historia, leyendas, tradiciones y folclor.
En la solemne y respetuosa ceremonia se escucharon cantos, oraciones y  aleccionadoras fábulas, que una buena parte de los asistentes escuchaba desde portales y aceras, más bien como espectadores.

Los detractores del proceso revolucionario han insistido en sacarle partido al tratamiento de los aspectos religiosos en  nuestro país, obviando que en nuestra  Constitución se plantea que el Estado reconoce, respeta y garantiza la libertad de creencias religiosas, las que gozan de igual consideración, sin dejar de considerar que los creyentes cubanos han formado parte de la gran batalla que libra nuestro pueblo para denunciar el injusto y cruel bloqueo, que el imperio más poderoso de la historia mantiene por casi 50 años.