20110210194650-loscinco.jpeg

Tomado de Solvisión

 La pintura y poesía que brota desde el encierro en que se encuentra uno de los Cinco héroes cubanos prisioneros en cárceles de los Estados Unidos, Antonio Guerrero, fue protagonista en el Pabellón Cuba, espacio dedicado especialmente a los jóvenes en la XX Feria Internacional del Libro.

Hasta la institución llegaron familiares de los Cinco Héroes de la Isla prisioneros políticos en Estados Unidos, además de parte del cuerpo diplomático acreditado en La Habana, asistentes a la apertura de la exposición “Aves por la unidad”.

René González, Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Fernando González y el propio Antonio Guerrero permanecen encarcelados desde 1998, por intentar proteger a su Patria de actos criminales que organizan grupos terroristas asentados en el sur de la Florida.

La muestra consta de 43 dibujos de aves autóctonas de países latinoamericanos, entre las que también se encuentran las nacionales de los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), a cuyas culturas está dedicada la Feria Internacional del Libro Cuba 2011.

Estas pinturas nos acercan a la América toda, desde las alas de libertad, manifestó Lázaro Castillo, vicepresidente de la Asociación Hermanos Saíz, organización que auspicia la exposición, junto al Museo Nacional de Historia Natural y el Centro Provincial del Libro de La Habana.

María Eugenia Guerrero, hermana de Tony, destacó que esta propuesta es muy importante, por convocar a los jóvenes creadores a continuar en el camino de solidaridad con René, Ramón, Fernando, Gerardo y Antonio.

La pintura constituye un motivo de inspiración para Tony, que lo convida a sentirse fuera de las rejas.

Graciela Rodríguez, presidenta del Comité Internacional por la Liberación de Los Cinco, convocó a llevar la exposición a cada nación integrante del ALBA “y al resto de los países de Latinoamérica, para así llegar con el espíritu de solidaridad, unidad y libertad que inspiran estas pinturas”.

Rodríguez dio lectura, además al poema “En mi Soledad”, de Antonio Guerrero, quien ha demostrado que la cultura, la justicia y la verdad no se silencian con la cárcel.