20101026014150-indice.jpg

Por: Ana Hernández Hernández

Necesidad de Poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos contra Cuba, es la resolución que por décimo novena ocasión tendrán,  este martes 26 de octubre los estados miembros de la  Asamblea  General de la ONU sobre el tapete para aprobar o desaprobar que la mayor potencia del mundo ponga fin a una política que persiste por más de 50 años.

Política que ha tenido en las sucesivas administrac iones de la Casa Blanca un marcado fin hacer claudicar a los cubanos, pero que siempre ha tropezado con la posición inquebrantable de un pueblo que no se doblega y que sabe muy bien lo que ha querido y quiere como modelo social.

Esta resolución que hoy será sometida a la consideración de las diferentes naciones en la Asamblea General de la ONU,  de manera progresiva cada año ha sumado votos a favor de eliminar un engendro que bien pudiera proceder de la era de las cavernas, y que deja de ser un problema bilateral entre Estados Unidos y Cuba para convertirse en multilateral, pues incontables son las naciones, empresarios y corporaciones que a lo largo de todos estos años han sido sancionados y multados con grandes sumas por mantener relaciones con la mayor de Las Antillas.

Una vez más podremos decir que tantos votos no están ni estarán nunca equivocados, la comunidad internacional aprobará incondicionalmente la eliminación del genocida bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba, pues en el apego a las actitudes dignas y solidaria de los pueblos, un engendro que por demás es una arista del terrorismo de Estado tiene necesariamente que ser rebatido y eliminado, pues cada pueblo o nación tiene y tendrá siempre el legítimo derecho de elegir su propio destino.