20110312020213-onu.jpg

 

El Gobierno de Cuba denunció hoy que Estados Unidos retiene desde primeros de año 4,2 millones de dólares correspondientes a ayudas gestionadas por el Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD) y destinados a la isla para proyectos contra el sida y la tuberculosis.

Se trata de ayudas del Fondo Mundial de Lucha contra estas enfermedades, que el PNUD administra y que han sido "congeladas" por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de EE.UU, dijo en La Habana a periodistas el viceministro de Comercio Exterior, Orlando Hernández.

Según este funcionario, es la primera vez que sucede algo así con esta línea de cooperación internacional.

Hernández indicó que el canciller cubano, Bruno Rodríguez, remitió en febrero una carta al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, para exponer el caso, que las autoridades de la isla señalan como otro ejemplo de la "aplicación extraterritorial" del bloqueo que Estados Unidos aplica a la isla.

La retención de estos fondos, señala el canciller en su misiva, constituye "un acto ilegal que obstaculiza seriamente la cooperación internacional que proporciona el sistema de las Naciones Unidas a través de sus agencias, fondos y programas".

Representantes del PNUD en Cuba confirmaron a Efe la situación y explicaron que el organismo ha adelantado a Cuba más de dos millones de dólares de sus propios recursos para continuar con los programas para la prevención y tratamiento del sida y la tuberculosis.